Una grupo de 200 inmigrantes intentó asaltar la frontera croata en Maljevac gritando somos refugiados  mientras luchaban con la policía que desplegaba gas lacrimógeno contra ellos.

Publicado en Social

La llegada de menores de edad extranjeros no acompañados a Catalunya está dejando de ser un problema más para convertirse en un asunto de emergencia preocupante.

Publicado en Social

La afluencia en la llegada de menores extranjeros, sobretodo marroquíes, contrasta con la falta de previsión y capacidad de las entidades públicas de Catalunya

 

La llegada de menores de edad extranjeros no acompañados a Catalunya está dejando de ser un problema más para convertirse en un asunto de emergencia preocupante. La llegada de menores extranjeros no deja de agravarse, mientras las instituciones públicas no dan abasto para dar respuesta a la demanda imparable. Cada vez con más frecuencia, las quejas que recibe el Síndic de Greuges se centran en las condiciones en las que se produce la atención a los menores en los centros de acogida. “Las informaciones de las que dispone esta institución evidencian que la sobreocupación de estos centros tiene un carácter estructural”, explicaba el mismo Síndic en un informe. En total, todos los centros de acogida para chicos adolescentes estarían sobreocupados como mínimo en un 20%, según datos públicos de 2017.  Y según ha podido saber este medio de una fuente cercana al asunto “ los centros y pisos de acogida superan 1600 en la provincia de Barcelona “

Por ello, el Síndic de Greuges hizo llegar ya en 2016 una serie de recomendaciones al Departament de Treball, Afers Socials i Família de la Generalitat catalana para reducir la sobreocupación. De hecho, según reconoce la misma DGAIA –Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia-, 2016 fue el año con una mayor incidencia de llegadas del área MENA -Oriente Medio y Norte de África- de los últimos 10 años, con un total de 684 llegadas registradas. En la actualidad, las cifras podrían ser mucho más elevadas. Información la cual, los responsables de DGAIA negaron facilitarla a este medio  

Más allá de ser un problema logístico, la sobreocupación influye en la atención e integración de los jóvenes recién llegados a su nueva vida en España. “Con ratios de niños por profesional más elevadas, se hace más difícil proporcionar a estos niños y adolescentes la atención individualizada que requieren y la cobertura de sus necesidades afectivas y de bienestar”, explica el Síndic. Un ejemplo de esta situación se encuentra en las fundaciones a quien deriva DGAIA la atención a estos menores, al no poder el organismo público hacerse cargo de la demanda existente.

Estas fundaciones, por su parte, al no poder absorber toda la demanda alquilan pisos donde alojar a los menores, que a veces no cumplen las normas básicas de higiene y salubridad necesarias. En el piso de acogida, “nos tratan como en una cárcel: no nos informan de nada. Si tratas de reivindicar, te amenazan con ponerte en la calle o quitarte la paga”, explicaban en un reportaje de este medio –titulado En tierra perdida: los menores marroquíes que nadie quiere ver’- dos jóvenes menores marroquíes al verse alojados en un piso de la fundación Ibn Battuta en el barrio barcelonés de Poble Nou. Otro problema que agrava su delicada situación es el riesgo que, al cumplir los 18 años, sean expulsados de los centros y se encuentren viviendo en la calle. Bouslham M fue tutelada durante dos meses por la DGAIA, y al cumplir los 18 en noviembre pasado se encontró en la calle. Ahora está en la fundación Benallar , gracias a la intermediación del centro social Darna de Raval. Como Bouslham hay decenas y cada vez son más visibles.

Sin perspectivas de futuro en los países de origen, siguen las migraciones

Para DGAIA, las razones por las que menores extranjeros no acompañados eligen Barcelona como destino de llegada responde a diversos factores: “Barcelona es una ciudad atractiva como destino migratorio”; “Conocen la buena atención que se les dispensa por el sistema de protección de Cataluña –centros no tan llenos, paga, ropa, tramitación de la documentación más rápida, soporte a la mayoría de edad… Esto conlleva un efecto llamada innegable”; “En algunas ocasiones es parte del camino de un proceso migratorio hacia el norte”, explica DGAIA en un informe, junto al Ajuntament de Barcelona y el Consorci de Serveis Socials de Barcelona bajo la agrupación ECAS –Entitats catalanes d’Acció Social. Estas afirmaciones, no obstante, contrastan con las opiniones de los dos jóvenes mencionados previamente, quienes no han encontrado en Barcelona el acompañamiento que esperaban.

Esta agrupación de entidades, por su parte, al verse saturada de llegadas de migrantes –sobretodo marroquíes- derivados de otras partes de España, manifiesta que “las circunstancias de la evolución de este fenómeno migratorio dependen de un contexto social y económico que excede nuestra posibilidad de incidencia y previsión en su evolución”. Y añade: “La atención de estos menores de edad requiere experiencia para poder ser desarrollada con todas las garantías que obliga la normativa, para la cual cosa la planificación de recursos es lenta y difícil. Hace dos años no era previsible este incremento tan elevado en la llegada de menores de edad extranjeros no acompañados y, evidentemente, no podemos hacer más que conjeturas sobre cuál puede ser la situación dentro de dos años”.

En total, la llegada de extranjeros no acompañados registradas por los organismos públicos en 2015 fue de 377, mientras que en 2016 sumaban ya 684 y en 2017 904 anualmente. Los datos hablan por sí solos; la cifra de llegadas no ha dejado de aumentar, especialmente en la franja de edad de 15 a 17 años y en los menores de origen marroquí, que suponen el 70% de las llegadas.

Una sobreocupación que afecta a los más necesitados

El Síndic de Greuges, en su informe, constata que las condiciones residenciales de los menores son especialmente negativas para atender la elevada complejidad de las necesidades de atención que presentan los jóvenes: “la mayoría son adolescentes sin un conocimiento de las lenguas oficiales de Cataluña, a menudo sin trayectorias previas de escolarización, con un periplo migratorio reciente, sin vínculos personales en nuestro país y con proyectos migratorios que abastan otros países europeos”. Además, las plazas de los centros de acogida están a menudo sujetas a una alta rotación; un 53,4% de los adolescentes estuvieron menos de un mes residiendo en un centro acogida.

Sin embargo, por otra parte, una consecuencia colateral de la sobreocupación tiene que ver con la dilatación de los procesos de estudio y de formulación de propuestas de medidas protectoras adecuadas, lo que conlleva que los jóvenes estén más tiempo en estos centros. El Síndic lamenta que “las instalaciones no están pensadas para estancias largas. El alargamiento de la estancia en los centros de acogida es problemático, entre otros motivos, porque son recursos pensados para una estancia provisional, que no ofrecen las condiciones residenciales y educativas más adecuadas para estar durante largos períodos de tiempo. En definitiva, hay muchos deberes sobre la mesa para garantizar la respuesta a las dificultades de acogida actuales.

Publicado en Editorial

Con el objetivo de potenciar la integración, el centro social Darna se desplazó a la playa Bogatell junto a un grupo de jóvenes que integran el equipo a de Fútbol Sala de la mencionada organización.

Publicado en Barcelona

Abderrahim Bourkia es periodista y sociólogo, investigador asociado en el Laboratoire Méditerranéen de Sociologie (LAMES) y miembro del Centro Marocain des Sciences Sociales (CM2S). Recientemente ha publicado el libro «Ultras dans la ville» (Ultras en la ciudad), resultado de una tesis en ciencias sociales sobre los seguidores fanáticos del fútbol marroquí.

Hablamos con él durante la 37ena edición del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra.


Explícanos un poco los orígenes del libro que has publicado.

En francés, el libro se llama «Ultras dans la ville», y «Ultras in the City» es el título en inglés. Es el resultado de una tesis en ciencias sociales supervisada por el antropólogo marroquí Hassan Rachik. Más de cinco años de trabajo de campo, encuestas e investigación con fanáticos del fútbol marroquí. En Casablanca, Tánger, Tetuán, El Hociema, Agadir, Marakesh o Rabat. En Marruecos, el fútbol es una gran parte de la cultura popular. Dos de los equipos más populares en Marruecos son el Raja Club Athletic (RCA), conocido como Raja, y el Wydad Atletic Club (WAC). Ambos son de Casablanca. En la segunda división hay otros equipos, pero los corazones de los fanáticos van a Raja y Wydad.

¿Cómo comenzó tu interés por este tema?

Fue una cuestión de pasión en el inicio. Quería saber más cuál es la historia y causa detrás del fanatismo en los niños hacia un club o un grupo. Por supuesto, fui más allá para leer y comprender los disturbios y la violencia relacionados con los fanáticos del fútbol. Mi investigación abarca comparaciones con los fans del fútbol Magrebí (Túnez, Argelia, Libia) con los fans del fútbol egipcio y europeo. Soy fan del fabuloso club marroquí Raja Casablanca y un entusiasta jugador. Para mí, como para la mayoría de las personas, el fútbol es parte de la vida. Estudio la sociología para observar el papel del fútbol en mi sociedad. Especialmente en los adolescentes y los más jóvenes.

¿Cómo se vive este fanatismo en tu entorno?

Es nuestra pasión, vemos los partidos de nuestros equipos favoritos y jugamos mucho. Solía ​​jugar con mis vecinos en la calle, en la playa de mi vecindario Hay Hassani, Casablanca y todavía juego. Cuando hay un partido, nunca puedes encontrar un lugar en un café. La pasión por Raja y Wydad de Casablanca y otros equipos marroquíes Itti-tenía Tanger, Chabab El Hociema, Mouloudia Oujda, FAR Rabat, Moghreb Fez, Moghreb Tetuán, Hassania Agadir, Ittihad Aït Mel-loul, Chabab El Massira Laâyoun también se extiende al Equipo nacional marroquí y, por supuesto, para el FC Barcelona y el Real Madrid. El fútbol es más que un juego para las masas.

¿Y cómo se vive el fanatismo dentro de los estadios?

Como se muestra en el estadio Casablanca de Mohamed V, los dos equipos en el campo siempre están en confrontación, al igual que los fanáticos. Los partidarios gritan injusticia y maldicen su destino con los goles marcados. Los espectadores distinguen entre "ellos" y "nosotros", "nosotros" y "ellos". El estadio se convierte en un espacio de lucha social simbólica. Cada grupo busca dominar al otro. Cada grupo corre en un propósito opuesto. Estamos frente a dos identidades rivales. El fútbol ofrece a los fanáticos la oportunidad de expresarse. Mueven la acción desde el campo hacia las gradas. La pasión continúa en la vida cotidiana en las calles, los hogares y los barrios. Las etiquetas, las obras de arte y el signo de devoción a los dos equipos están en todas partes. El fútbol permite a las personas expresarse. La mayoría de los jóvenes eligen pertenecer a un grupo de Ultras o de seguidores y no a un partido político o asociación. En Marruecos, el fútbol es más que un juego para las masas. La gente vive y respira fútbol y forma una gran parte de la identidad marroquí.

El movimiento 'Ultra' también se ve a menudo como un grupo violento... ¿Por qué? ¿Cómo explicas eso?

Creo que después de actos antidisturbios. Pero no todos son violentos y afectan al orden público. Y también porque el nombre y sus referencias se presentan como "ejércitos", "milicias", "gladiadores", tiburones, locos, "tigres" e incluso "fedayines".

No introduzcamos a los miembros ultra como violentos o criminales. Son como todos los demás. Ni ángeles ni demonios. La mayoría de ellos no usa la violencia. Pero de alguna manera, cuando la violencia y la interacción simbólica va más allá, algunos miembros podrían usarla para defenderse o protegerse. Y por la cultura de la confrontación, simbólica al comienzo pero que podría conducir a la lucha física.

El 'ultra' como movimiento, ¿cómo se manifiesta en áreas que no son estrictamente futbolísticas?

Los miembros Ultras son fanáticos jóvenes unidos por un fuerte sentido de lealtad hacia su club y sus grupos. Su implacable muestra de apoyo en los estadios tiene la intención de inspirar un sentido único de pertenencia entre los participantes involucrados, sorprender a los espectadores, así como intimidar a los simpatizantes del lado opuesto.

"Ultras" son fanáticos en su lealtad a sus grupos y equipos. Están dispuestos a dedicar tiempo, dinero y esfuerzo para prepararse para su muestra semanal de ferviente apoyo. Debido a la profunda lealtad hacia sus compañeros miembros, los grupos "Ultras" tradicionalmente han atraído a jóvenes que encontraron en ellos una forma de refugio seguro, pertenencia y apoyo a la identidad colectiva.

El fenómeno "Ultras" surgió en Marruecos en 2005. Los grupos de fanáticos radicales están ahora en todas partes en el Magreb. Los tunecinos fueron los primeros, y luego marroquíes. Alcanzan una posición alta en el ranking de los ultras mundiales. La violencia relacionada con el fútbol ahora toma formas colectivas y organizadas. Es una forma de expresión y libertad. A menudo, el discurso y el lema son reacciones contra la represión o el clientelismo.

Hemos formulado varias hipótesis relacionadas con la motivación de los seguidores, tales como que el apoyo sería una forma de expresión de protesta o el marco de una construcción de identidad que exprime en los jóvenes el deseo de aparecer, de existir y de ser reconocidos dentro de una sociedad de la cual se sienten excluidos. Unirse a un grupo de seguidores les permitiría apropiarse de su propia identidad, construir una forma de vida, un sentido de pertenencia, una identidad colectiva frente a los demás (partidarios de otros clubes, por supuesto) y también una reacción a la sociedad misma con su instituciones y autoridades públicas. Que se sienten fuera y no deseados.

¿Cómo se organiza el movimiento 'ultra'?

La Ultracultura se ha desarrollado lentamente y poco a poco antes de tomar la estructura que conocemos. El deseo de distinguirse de los demás, el compromiso con la acción colectiva, una nueva forma de sociabilidad que es aún más activa con los actores y los roles compartidos por quienes lo componen, la pasión y el amor de los clubes, son igualmente importantes. Estas son las razones que ayudaron a crear y fortalecer estos movimientos ultra. Extiende la intimidad del grupo local. Hacemos algo juntos que endurece los lazos sociales básicos.

Encontramos en cada grupo ultra cuatro o más personas como pequeño grupo de decisores. Cada ultra grupo tiene uno. Es en este nivel que se toman decisiones sobre la organización, el viaje, el diseño de los tifos, eslóganes y cánticos. Los miembros del núcleo duro son conocidos por todos los seguidores, jugadores y líderes de clubes.

La acción colectiva da ventajas. Además de la visibilidad dentro del grupo y este reconocimiento, al pagar la cuota de membresía los miembros se benefician de un descuento en los productos y artículos del grupo. El último se beneficia de su membresía. Un miembro ultra ha desarrollado un negocio con un pariente que vive en Italia. La venta de productos, como bufandas, jerseys y otros artículos se fabrican en Italia. Él se encarga de ordenar, enviar el dinero y recibir los bienes. Es solo un ejemplo, pero por lo general no tienen esta relación amable.

¿Qué exigencias tiene el movimiento 'ultra'?

El movimiento Ultra va más allá del fútbol. A menudo los partidarios están en las antípodas de sus seguidores rivales y de la policía, el gobierno y los ricos que explotan a los pobres y al país. Muestran su hostilidad hacia todos los símbolos de autoridad.

¿Qué vínculos tiene el movimiento "ultra" con los partidos o movimientos políticos de extrema derecha?

No tenemos tales cosas en el Magreb y el Norte de África. Porque no tenemos partidos políticos de extrema derecha, supremachistes blancos y racistas como pudimos ver en Europa, Países Bajos, Croacia o en otros países europeos.

¿Qué motiva a los ciudadanos a unirse a grupos 'ultra'?

Creo que para los jóvenes es la falta de propósito. No se usan para participar en partidos políticos o asociaciones que exigen un nivel y una cultura política. Los ultras les dan la oportunidad de expresar lo que quieren sin barreras.

Aunque los partidarios siempre dicen que son apolíticos; nunca un entrevistado ha manifestado su tendencia política o su simpatía por un partido político. La mayoría, si no todos, no están interesados ​​en la política.

¿Es el movimiento 'ultra' algo exclusivo para el fútbol, o es visible en otros deportes?

Encontramos la misma lucha simbólica en el baloncesto. Y a menudo fanáticos del fútbol y ultras están en eventos culturales, festivales y conciertos. Buscan oportunidades para mostrarse. Tomaron posiciones durante la manifestación del 20 de febrero. Y también tienen opiniones políticas y denuncian hechos sociales. Hace dos meses, durante un juego entre Raja y Difaa El Jadida, los fanáticos de Raja llegaron al estadio con sus uniformes de trabajo y centros de entrenamiento y cantaron: «no quieréis que estudiemos y no queréis que trabajemos, no queréis que seamos conscientes y esta es la forma de controlarnos».

¿El movimiento "ultra" en Marruecos tiene algunas particularidades diferentes a los movimientos ultra en otros países?

El estadio se presenta en una relación ambivalente de ruptura y continuidad con la vida social cotidiana. La arena se ha convertido en un lugar de elección para la autopresentación donde los fanáticos asumen un papel y actúan. En una posición extraña, tanto actor como espectador de los juegos, el público adopta gestos excesivos y palabras viriles de acuerdo con su membresía; él viene para asistir al partido, y sobre todo para ser visto y reconocido, para manifestarse y manifestarse. El entusiasmo individual, la excitación colectiva y la proximidad física que crea los vínculos sociales se mezclan.

¿El movimiento 'ultra' tiene apoyo desde el interior de las estructuras políticas o económicas que van más allá del fútbol como deporte?

No, ultra significa que no puede recabar el apoyo financiero de nadie. Solo los fondos de los fans del fútbol. Pero encontramos algunas relaciones oscuras entre el jefe de un club y algunos miembros ultras. Y una vez que los miembros de un grupo ultra en las elecciones de un representante del partido. Todos los ultras se burlan de ellos. Y al final, solo trabajan por dinero, como lo hacen la mayoría de los jóvenes y adultos en el período electoral. Sin tener elección, ideología u opiniones políticas. Algunos candidatos están reclutando 100 o 200 Dh por día. Para un modesto marroquí es un trabajo como otros. A pesar de eso, al final no darán su voto.

Casi en todo el libro hablas de Marruecos, pero también hay un capítulo dedicado a Egipto. ¿Qué sucedió en Egipto que lo motivó a escribir sobre eso?

También mencioné historias inglesas. Y tengo un proyecto para los fanáticos del fútbol mediterráneo y el vínculo con las luchas políticas, culturales y sociales. La catástrofe de Port Said, fanáticos del fútbol hardcore se han encontrado en medio de una contienda civil sin límites, involucrando a los partidos políticos, el ejército y la policía.

Sobre Egipto estaba escribiendo capítulos cuando escuché sobre la catástrofe de Port-Said. Más de 70 personas murieron y al menos 1.000 resultaron heridas en la violencia en el estadio de Port Said después de Al-Masry's y Al-Ahly. Quiero escribir sobre la propaganda y cómo la política podría manipular todo para lograr sus objetivos. Los aficionados al fútbol se encontraron en el ojo de la tormenta; entre el martillo de una lucha civil sin límites, que involucra a los partidos políticos y el yugo del ejército y la policía.

¿Cómo escribiste el libro? Quiero decir, ¿de qué manera hiciste la investigación para tener una idea clara de lo que significa el ultra movimiento? ¿Cómo obtuviste acceso a las personas, lugares, etc. Supongo que no es fácil presentarte como periodista y luego poder dejar que te hablen para obtener la información.

Me presentaba a menudo como investigador, no como periodista, porque era un trabajo para mi tesis. Viajé con fanáticos a otras ciudades. Fui a reunirme con grupos de Agadir Marrakesh, Rabat Ait Melloul Layoun y Tetuán y tengo muestras de vídeos y grabaciones de voz de todos los lugares en los que estuve.

¿Cómo ha sido recibido tu libro en la sociedad? En general, ¿qué opiniones o explicaciones compartieron los lectores con usted?

Todo lo que teníamos por delante eran artículos periodísticos superficiales y artículos que solo hablaban de violencia y disturbios sin enfocarnos en las causas y quién es culpable y cómo tenemos tales actos en torno a los juegos. La gente me pregunta dónde podemos encontrar el libro. La mayoría de ellos son fanáticos de ciudades marroquíes y Europa. Un estudiante de Bélgica y otro ultra miembro de Francia me preguntan si es posible tenerlo en Europa. La primera persona que vino a comprar mi libro en el salón del libro de Casablanca era una mujer. Ella dijo que su hijo le pidió que viniera a coger el libro. Vive en Barcelona, ​​dijo su madre. Recibo invitaciones de periódicos y radios para hablar sobre mis investigaciones. Un partido político me invitó también. El laboratorio de investigación y la universidad hicieron lo mismo. Y en abril haré una gira con el Insituto Francés. Es solo la primera parte, la segunda será entre septembre y octubre.

Y sobre opiniones, explico mi punto de vista y estoy listo para debatir. No estoy de acuerdo cuando dicen que todos los ultras son violentos. Sin ir más allá de la parte visible del iceberg. La crisis de la violencia en el fútbol en el norte de África es esencialmente una crisis de la juventud.

Mi estudio ha demostrado que la mayoría de las personas que cometen actos violentos en los partidos de fútbol son jóvenes de entre 13 y 24 años. Es probable que muchos de los norteafricanos de entre 15 y 24 años estén desempleados.

Publicado en Entrevistas

Los cadáveres de "casi veinte" migrantes de origen subsahariano fueron rescatados en el mar el sábado 3 de febrero por patrullas marroquíes.

Publicado en El Magrib

Es un documento de vecindad exclusivo para los vecinos de la ciudad de Barcelona.

 Es un documento que tiene como objetivo reforzar la posibilidad de acreditar la integración de las personas inmigradas de la ciudad.

 Es un documento que se puede aportar en procedimientos de expulsión o ingreso en centros de internamiento de extranjeros (CIE) para que jueces y tribunales lo tengan presente en sus decisiones. 

Publicado en Barcelona

Pape ya no dedica su día entero a la venta callejera. Pasa las mañanas en reuniones con otros compañeros para sacar adelante una Cooperativa que ayudaría a los chicos a salir de la venta ambulante. “Nadie quiere estar vendiendo en la calle, lo que ves es una consecuencia de la ley de extranjería”, explica Pape. Al no tener “papeles”, no pueden conseguir ningún trabajo, ni siquiera están autorizados a poner un puesto en un mercadillo. No obstante, portavoces del Sindicato de vendedores ambulantes no confían en que la Cooperativa ofrezca alguna solución a los chicos, porque mucha gente sigue en la calle y sin la posibilidad de conseguir este permiso de trabajo. Además, denuncian que continúa la persecución de los vendedores ambulantes a pesar de la creación de la Cooperativa y consideran que, a través de la Cooperativa “el Ayuntamiento sólo intenta mejorar su imagen, pero no la vida de los chicos que venden en la calle”. 

Publicado en Barcelona
Un total de 18.281 solicitudes extranjeras para la regularización de indocumentados, fueron presentadas a nivel nacional desde el lanzamiento de la segunda fase de esta operación hasta el 8 de marzo, confirmó el  Ministro de los marroquíes residentes en el exterior y la migración.  Anis Birou.
Publicado en El Magrib

Pocos días después de que cientos de emigrantes saltaron las vallas que separan Marruecos con Ceuta, unos 300 mas, irrumpieron  hoy en la frontera, según han confirmado las autoridades de la ciudad. 

La entrada ha tenido lugar en la zona de Finca Berrocal, el mismo punto de la frontera por el que el pasado viernes entraron otras 498 personas, según Delegación del Gobierno. En este salto multitudinario participaron entre 800 y 900 personas y al menos dos emigrantes fueron trasladados al hospital. Además, tres agentes de la Guardia Civil resultaron heridos. Una de las mayores entradas desde la barrera fronteriza que se reforzó en 2005. 

Publicado en El Magrib
Página 1 de 2

BARCELONA

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

El pasado miércoles 14 de junio. Seis furgonetas de los Mossos tienen cortada la calle Parlament en Barcelona. Se trata, de nuevo, de un deshaucio. Las víctimas son, como casi siempre, una familia del barrio de Raval con dos hijos, que no puede hacer frente a la nueva subida del alquiler, pensada por y para los turistas.

Activistas Musulmanas de Catalunya acusan a Cuatro de Islamofobia

“Se nos propone hablar en los términos impuestos por los Medios de Comunicación, protagonistas y relatores únicamente de aquello que les interesa, con el objetivo de poner en “show” todo aquello relacionado con las mujeres y el Islam”, fue una de las conclusiones a las que llegó un grupo de mujeres activistas de la comunidad musulmana en Catalunya, luego de analizar la invitación del periodista nombrado Aben Humeya a participar en el programa Pasaporte Pampliega, transmitido por Cuatro Televisión.

Fotos: tarde de integración para jóvenes recién llegados a Barcelona

Con el objetivo de potenciar la integración, el centro social Darna se desplazó a la playa Bogatell junto a un grupo de jóvenes que integran el equipo a de Fútbol Sala de la mencionada organización.

Video: una pelea con cuchillos en el Raval de Barcelona

Batalla a machetazos en el Raval. La Guardia Urbana ya los ha detenido. pic.twitter.com/n8eXpTHRkO — Toni Muñoz (@tonimunoz) April 10, 2018