Domingo, 13 Mayo 2018 23:07

¿TIENE LA ISLAMOFOBIA GÉNERO? Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Durante mucho tiempo, los expertos en comunicación para el desarrollo han afirmado que el peldaño más débil en la escalera de las personas más desfavorecidas en nuestra sociedad corresponde a una persona inmigrante… y mujer.

Es decir, las islamofobia, o la morofobia como afirman algunos, es todavía más evidente cuando se trata de mujeres musulmanas, nacidas aquí o conversas. Y de eso se estuvo hablando la semana pasada en el Pati LLimona . El encuentro organizado por

Institut de les desigualtats, y que estuvo  moderado por Xantal Genobart, Vicepresidenta de la Associació de Dones Musulmanes de Catalunya, contó con la presencia de las activistas y mediadoras sociales Hajar Menssouri y Najat Azzouzi, y el abogado  y profesor universitario David Moya, especializado en derechos de los extranjeros y en los problemas jurídicos derivados del fenómeno de la inmigración.

En la charla-debate, que duró algo más de 2 horas, se profundizó sobre la contradicción entre las leyes, aparentemente positivas y no discriminatorias, y la realidad del día a día.

Para empezar, el especialista David Moya, destacó el extraño papel que juega el Estado español como país aconfesional. Los países pueden ser laicos, confesionales o aconfesionales. España, siendo formalmente aconfesional,  favorece las actitudes y protege los derechos religiosos de sus ciudadanos, sean cuales sean éstos, aunque de forma extremadamente desproporcionada. Es decir, España favorece especialmente todas aquellas iniciativas relacionadas  directa o indirectamente con la Iglesia católica. Para el docente   eso es algo que debiera cambiar, sobre todo si se tiene en cuenta que en Catalunya ya hay más de 500.000 personas musulmanas y 2 millones en España.

El discurso de las dos activistas se centró más en su experiencia personal. Destacaron, especialmente, las actitudes racistas no evidentes, las que tienen que ver, básicamente, con los prejuicios. Las dos,  que hablan un catalán del que sentiría orgulloso Pompeu Fabra,  han tenido problemas a la hora de acceder a un trabajo o a una vivienda.  Sus apellidos o sus pañuelos siempre las delataba.

Ambas coinciden al señalar que cuando se ponen un pañuelo tienen la sensación de que la gente piensa que alguien las está obligando a que se lo pongan, que la gente tiende a pensar que es represión, no un acto voluntario. Y, en ese punto, Xantal Genobart, afirma categóricamente: “no hay que olvidar que en Europa, en España, en Catalunya, las mujeres que llevan pañuelo es porque así lo han decidido voluntariamente”.

En la mayoría de los casos, los prejuicios por su aspecto siguen siendo el problema fundamental. A veces de manera muy evidente, pero otras, las que más, de manera sutil. La sensación, y en eso las 3 están de acuerdo, es que se sienten como si tuviesen menos derechos, aunque de manera estricta no sea así, como si fuesen extranjeras en su propia tierra. Ellas, tanto  las que llegaron como niñas como  las conversas, afirman no estar de prestado, son de aquí y reclaman sus derechos como cualquiera, y eso incluye poder vestir como quieran.

De hecho, para las 3 es algo más que la identidad lo que está en juego. Por poner tan sólo un ejemplo,

¿dónde se prohíbe que una trabajadora que atienda al público lleve un pañuelo musulmán? 

En ningún sitio.

¿Cuántas mujeres recordamos con el pañuelo en cualquiera de los centros comerciales más conocidos?

Sobran las respuestas.

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios

BARCELONA

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

El pasado miércoles 14 de junio. Seis furgonetas de los Mossos tienen cortada la calle Parlament en Barcelona. Se trata, de nuevo, de un deshaucio. Las víctimas son, como casi siempre, una familia del barrio de Raval con dos hijos, que no puede hacer frente a la nueva subida del alquiler, pensada por y para los turistas.

Activistas Musulmanas de Catalunya acusan a Cuatro de Islamofobia

“Se nos propone hablar en los términos impuestos por los Medios de Comunicación, protagonistas y relatores únicamente de aquello que les interesa, con el objetivo de poner en “show” todo aquello relacionado con las mujeres y el Islam”, fue una de las conclusiones a las que llegó un grupo de mujeres activistas de la comunidad musulmana en Catalunya, luego de analizar la invitación del periodista nombrado Aben Humeya a participar en el programa Pasaporte Pampliega, transmitido por Cuatro Televisión.

Fotos: tarde de integración para jóvenes recién llegados a Barcelona

Con el objetivo de potenciar la integración, el centro social Darna se desplazó a la playa Bogatell junto a un grupo de jóvenes que integran el equipo a de Fútbol Sala de la mencionada organización.

Video: una pelea con cuchillos en el Raval de Barcelona

Batalla a machetazos en el Raval. La Guardia Urbana ya los ha detenido. pic.twitter.com/n8eXpTHRkO — Toni Muñoz (@tonimunoz) April 10, 2018