Abril 26, 2018

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Cuenta atrás para el agotamiento de las reservas de agua en España, Marruecos, la India e Irak Destacado

 Un nuevo sistema de satélite alerta de que las reservas de agua de España, Marruecos, Irak e India podrían agotarse y desencadenar el próximo ‘día cero’ si no se pone remedio al declive

 

La sequía en distintos embalses de España, Marruecos, la India e Irak podría convertirse en una realidad más pronto de lo pensado. Recientemente, un nuevo sistema satelital de alerta temprana ha realizado un estudio en 500.000 presas de agua situadas alrededor del mundo.

El estudio, realizado por la institución medioambiental basada en Estados Unidos, World Resources Insitute (WRI) –Instituto de los Recursos Mundiales-, ha sido publicado este miércoles y difundido por el diario The Guardian. Entre otras cuestiones, revela de forma alarmante que los embalses que se encuentran en niveles de agua más bajos y que podrían desencadenar el próximo ‘día cero’ –término referente al agotamiento de agua- se encuentran en España, Marruecos, India e Irak.

En concreto, la disminución más marcada es la del segundo embalse más grande de Marruecos, Al Massira, que se ha reducido en un 60% en los últimos tres años. El motivo principal, según apunta el estudio, se debe a la sequía, así como a la expansión del riego y a la creciente demanda de ciudades vecinas como Casablanca. La desaceleración no tiene visos de resolverse, ya que a finales de este año se prevé que la presión sobre esta fuente de agua crezca cuando un nuevo proyecto de transferencia de agua lo vincule a la ciudad de Marrakech.

En Irak, la presa de Mosul también ha sufrido un declive destacado, aunque ha sido gradual. Desde la década de los ’90, ha disminuido un 60%. Las causas son parecidas a las de Marruecos: la escasez de lluvias y la alta demanda de proyectos hidroeléctricos provenientes Turquía en la zona de los ríos Tigris y Éufrates. De hecho, tanto en Siria como en Irak, afectados por conflictos bélicos en los últimos años, el estrés hídrico ha supuesto también una disputa añadida y motor para el desplazamiento de personas provenientes del ámbito rural dentro y fuera del país.   

Las tensiones también se han hecho notar en la India, especialmente en los embalses conectados por el río Narmada. La escasez de lluvias durante el año pasado redujo las reservas un tercio por debajo del promedio estacional. La mengua tuvo consecuencias: cuando parte del déficit causó un alboroto en el embalse de agua de más abajo, Sardar Sarovar, que suministra agua a 30 millones de personas. La situación es tan alarmante que el mes pasado, según apunta The Guardian, el gobierno del estado de Gujarat hizo un llamamiento a los agricultores para que no sembraran cultivos, con el objetivo de detener el riego.

En los países más industrializados, como es el caso de España, consecuencias como las que se dan en la India pueden notarse menos, al depender en menor medida de la agricultura. Aun así, las reservas de la presa de Buendia han disminuido un 60% en los últimos cinco años, debido en buena parte a la sequía. Al mismo tiempo, y al margen de las consecuencias agrícolas, este hecho ha afectado a la generación de energía hidroeléctrica y ha elevado los precios de la electricidad.

Más allá de estos casos, el WRI prevé que, con el escaneo de nuevas reservas en los próximos meses y años, surjan nuevos casos de emergencia por la escasez de agua. “Estos cuatro podrían ser un presagio de lo que vendrá”, explicó uno de los miembros del WRI, Charles Iceland. “Las cosas empeorarán a nivel mundial, a medida que la demanda de agua aumente y los efectos del cambio climático comiencen a notarse”, sentenció.

 

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios
© InfoTalQual.com - Derechos Reservados