Jueves, 04 Enero 2018 09:25

Radicalización de pretexto religioso: consideraciones psicológicas. Destacado

Escrito por Hithem Abdulhaleem.
Valora este artículo
(1 Voto)

 Hithem Abdulhaleem, es palestino. Doctor en Psicología.  Experto en procesos de radicalización de pretexto religioso y en programas de desradicalización.

Autor de un libro y de diversos artículos sobre el Islam y el (neo)fundamentalismo en contexto migratorio.

El experto señala que comparte con los otros integrantes de la Mesa Redonda muchas opiniones, pero discrepa con ellos respecto a algunas reflexiones y afirmaciones que se han esgrimido.

Para él, se trata de una materia infinitamente complicada. Destaca los aspectos principales del fenómeno, e intenta explorar el mapa mental de sus laberintos.

Reconoce que vivimos en momentos extremadamente críticos, convulsos y desconcertantes, especialmente en lo que a la relación entre pueblos y culturas se refiere. Impera el miedo y rige una sensación de amenaza constante. En el fragor de todo ello, aparecen las identidades islámicas y sus manifestaciones en público como una fuente de tensión. Hay temor en la arena social y política a un Islam europeo radicalizado; y se ha incrementado la tentación de asociar a la ligera estas expresiones islámicas con el radicalismo.

Surgen voces y discursos que explotan cínicamente ese miedo de la gente, alimentándolo y especulando sobre los supuestos motivos de la amenaza que se siente.

El miedo hace que cualquier situación problemática, por muy sencilla que sea, se percibiera como algo catastrófico y apocalíptico. Hace que seamos más vulnerables ante cualquier tipo de información, por muy errónea e intoxicada que sea esta, minimizando nuestra capacidad de resistirla o cuestionarla. Hay quien utiliza el miedo para difundir discursos retóricos y demagógicos que encubren medidas de segregación y de xenofobia contra los colectivos extranjeros.

El ponente recalca que tenemos que calibrar o ponderar ese miedo para poder comprender el fenómeno de la radicalización tanto en su especificidad como en su diversidad.

El experto en la psicología del radicalismo advierte que no es su intención atenuar la gravedad del fenómeno ni aminorar sus efectos tan devastadores y dramáticos. Invita a evitar caer en las falsas y rígidas dicotomías que algunos utilizan para desacreditar e infravalorar a los que no piensan como ellos. Propone un abordaje riguroso y que no pierda de vista el contexto y el móvil que están detrás de los procesos de radicalización de pretexto religioso, porque así, sostiene, se puede intervenir y sugerir soluciones mucho más eficientes.

Señala que los musulmanes tienen un deber moral respecto a lo que sucede en su entorno. Tienen que ser conscientes de la importancia de su papel y, a la par, disponer del suficiente coraje para hacer frente a los discursos religiosos que se han convertido en soporte ideológico para los que se ven involucrados en ataques terroristas. Uno de los mayores retos a los que se enfrentan los musulmanes consiste en cómo contrarrestar y dejar sin efecto todo el entramado teológico que ya no tiene cabida en los tiempos que corren, y que contradice, además, el espíritu y los propósitos de su propia religión islámica.

Según el ponente, es primordial, a la hora de abordar el fenómeno de la radicalización, tener en cuenta lo siguiente:

-          Hemos tardado mucho hasta que hemos podido hacer la pregunta más oportuna: ¿cuáles son los motivos que sirvieron de acicate para los autores de la mayoría de los atentados? Es cierto que en algunos momentos no caben más que palabras de condena y de repulsa más enérgica, pero no es menos cierto el hecho de que en algún momento resulta imprescindible hacernos la pregunta sobre el móvil, el contexto y el sello de los autores. ¿Por qué hemos evitado hacernos esa pregunta? ¿quizás porque si indagamos en el contexto, como gobiernos, medios de comunicación y sociedades, descubrimos que tenemos algo que ver o que asumimos parte de la responsabilidad y no queremos reconocerlo? O ¿quizás porque queremos evitar hablar de Oriente Medio (del sufrimiento en Palestina, Siria, Irak, etc.) y de las guerras devastadoras que nuestras políticas exteriores han provocado allí? Damos por descontado que el terrorista nunca tiene razón, pero tampoco la tienen los artífices de este sistema mundial moderno tan desmadrado, vandálico y egocéntrico que no está generando más que destrucción y sentimientos de profunda rabia e indignación.

-          No todos los atentados que pensamos que son obra del Daesh y de sus tétricos seguidores lo son realmente. Algunos atentados no tenían ningún vínculo directo con la organización fúnebre, y fueron perpetrados por individuos que tenían motivos meramente personales y estaban relacionados con su trayectoria migratoria, familiar o laboral. El tiroteo que protagonizó en 2016 el joven alemán de origen iraní, Ali Sonboly, en la ciudad de Múnich, causando la muerte a 9 víctimas civiles (casi todos eran musulmanes), estaba motivado por el odio contra los inmigrantes musulmanes. Sonboly estaba bajo tratamiento psiquiátrico por trastorno depresivo. La policía encontró en su habitación imágenes y recortes de periódicos sobre la masacre perpetrada por Anders Breivik, el terrorista islamófobo autor de los ataques de 2011 en Noruega. Otro ejemplo muy revelador que podríamos citar sería el del exmarine estadounidense, Jameson, que fue expulsado del cuerpo de marines de EE.UU. por alistamiento fraudulento. Para vengarse del ejército no se le ocurre otra cosa que ofrecerse en internet para cometer un atentado en nombre del Daesh. Fue detenido hace apenas una semana, afortunadamente.

-          Los jóvenes que se han visto implicados en ataques terroristas de pretexto religioso no se identifican con la sociedad europea en que nacieron. Han perdido su fe en la misma; ha perdido el brillo y esplendor que ellos antes atisbaban. Los principios y valores de esta sociedad (democracia, derechos humanos, etc.) no son más que revestimiento embellecedor y decorativo. Empiezan a tacharla de hipócrita moral y socialmente. Se sienten insalvablemente indignados, humillados, incómodos e inconformes.

-          Se aprecia una falta de procesos de socialización. Son jóvenes que no han aprendido, en el transcurso de su vida, los elementos sociales y culturales del entorno y no los han integrado en la estructura de su personalidad. No recibieron adecuadamente, según el ponente, ni la socialización primaria (la de su familia) ni la secundaria y terciaria. Estamos hablando de jóvenes desocializados que han roto su vínculo con la comunidad y con la familia. La crisis de la desocialización la padecen la mayoría los jóvenes de la era postmoderna.

 

-          Empiezan a buscar a un mundo alternativo en internet y entre sus amistades. Los amigos juegan un papel esencial a la hora de tomar la decisión de pertenecer a estos grupos y llevar a cabo atentados terroristas. El experto Hithem Abdulhaleem señala que en la sociedad magrebí, particularmente la marroquí, mitifican la figura del amigo de la infancia, concediendo a la amistad un valor muy trascendente. 

Inicia sesión para enviar comentarios

BARCELONA

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

El pasado miércoles 14 de junio. Seis furgonetas de los Mossos tienen cortada la calle Parlament en Barcelona. Se trata, de nuevo, de un deshaucio. Las víctimas son, como casi siempre, una familia del barrio de Raval con dos hijos, que no puede hacer frente a la nueva subida del alquiler, pensada por y para los turistas.

Activistas Musulmanas de Catalunya acusan a Cuatro de Islamofobia

“Se nos propone hablar en los términos impuestos por los Medios de Comunicación, protagonistas y relatores únicamente de aquello que les interesa, con el objetivo de poner en “show” todo aquello relacionado con las mujeres y el Islam”, fue una de las conclusiones a las que llegó un grupo de mujeres activistas de la comunidad musulmana en Catalunya, luego de analizar la invitación del periodista nombrado Aben Humeya a participar en el programa Pasaporte Pampliega, transmitido por Cuatro Televisión.

Fotos: tarde de integración para jóvenes recién llegados a Barcelona

Con el objetivo de potenciar la integración, el centro social Darna se desplazó a la playa Bogatell junto a un grupo de jóvenes que integran el equipo a de Fútbol Sala de la mencionada organización.

Video: una pelea con cuchillos en el Raval de Barcelona

Batalla a machetazos en el Raval. La Guardia Urbana ya los ha detenido. pic.twitter.com/n8eXpTHRkO — Toni Muñoz (@tonimunoz) April 10, 2018