Junio 24, 2018

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Contrarrestar la islamofobia desde los medios de comunicación Destacado

By Núria Vilà Barcelona Marzo 06, 2018

La necesidad de desarrollar un discurso comunicativo que incluya la diversidad cultural y evite los estereotipos –especialmente sobre las mujeres- ha llevado a distintas entidades y colectivos a tejer una red asociativa para difundir conocimientos. 

 

 

Este lunes 5 de marzo, bajo el título ‘Islamofobia i mitjans de comunicació: deconstruint la imatge estereotipada sobre les dones’, la agrupación ha querido fijarse desde la sala de conferencias del IEMed de Barcelona en cómo tratan los medios de comunicación las cuestiones que tienen que ver –o no- con el islam. En concreto, se trata de abrir un debate sobre cómo desde los medios de comunicación estatales se enfoca un mundo de forma distorsionada y que, al hacerlo, acaba confeccionando el ideario de la islamofobia.

 

“¿Por qué a un ciudadano que procede de un país árabe se lee identifica con la etiqueta religiosa? Yo vengo de Rumanía y se me puede identificar según mi pasaporte, no por la religión. Pero para mis amigos marroquíes no es así: son los musulmanes”, ha explicado Corina Tulbure, periodista freelance con experiencia trabajando en Europa del Este y Turquía. “¿Por qué existe esa fijación en el tema del velo? ¿Por qué se habla de eso en los medios y no sobre la vida política, económica y social de las mujeres? Cuando empezaron los bombardeos y el sitio en Alepo, el debate que había colapsado los medios era el burkini o el bikini, pero las noticias que llegaban de Alepo, las vidas de los civiles bajo los bombardeos tenían poco espacio”, ha reflexionado la periodista. Para Tulbure, “tenemos muchas noticias sobre la falta de integración, el terrorismo, etc. pero pocas sobre la discriminación, como si no existiera”.

 

 

Por su parte, Francisco Martín, profesor de Comunicación en la Universitat Autònoma de Barcelona, ha querido alertar a la treintena de ciudadanos que escuchaban la conferencia sobre el riesgo de creer acríticamente los mensajes que reproducen los medios de comunicación. En concreto, se refería al hecho de formarse una realidad sobre el islam sin tener contacto directo con personas de confesión musulmana. Esto, según Martín, acaba creando actitudes o pensamientos racistas. “Los medios de comunicación tienden a simplificar, y se acaba produciendo el racismo”. Para este profesor, existen diferentes conductas que acaban desembocando en la islamofobia. Por ejemplo, “cuando se considera al islam como un bloque monolítico, o cuando se cree que la hostilidad hacia el musulmán es natural”. De hecho, “el mundo musulmán es el que está sufriendo el terrorismo”, a diferencia de la percepción que pueda tener la opinión pública general. Además, Martín ha subrayado que “los periodistas necesitan más formación” para tratar estas cuestiones con profesionalidad. “El secreto está en la formación: atacar a los estudiantes de periodismo, que son los futuros creadores de opinión”.

 

 

Por último, Cristina Mas, periodista del área de Internacional del diari Ara, ha querido desmontar la imagen que vincula a los refugiados con los atentados terroristas. “Todo el mundo dice que los terroristas vienen de Oriente Medio hacia Europa, pero en realidad pasa lo contrario. Europa exporta yihadistas nacidos en Europa para ir a luchar en Siria o Irak”. Este hecho, para Mas, no recibe tanta atención como los atentados que puedan producirse en suelo europeo o con víctimas europeas. “No es lo mismo un atentado en París o en un museo de Túnez que la cantidad de muertos que hay todos los días en Siria o Irak”. A esta periodista le sorprende la reacción pública que se produjo al conocer las vidas de los jóvenes que produjeron los atentados de La Rambla y Cambrils el verano pasado. “Me sorprende que nos sorprenda que los terroristas estuviesen integrados porque hablaban el idioma local y tenían trabajo. En todos los atentados, en los demás países del mundo ha sido así”. Sin embargo, esto no significa que estos jóvenes estuviesen realmente integrados en la sociedad catalana.  

 

Al final, para Mas una de las posibles actitudes positivas pasaría por “integrar a gente de habla árabe en las redacciones de los periódicos”, y en tenerlos en cuenta no sólo cuando los medios quieren escribir sobre ellos. “No pensamos en los árabes como lectores: solo como sujetos a entrevistar”, ha concluido 

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
Inicia sesión para enviar comentarios
© InfoTalQual.com - Derechos Reservados