Martes, 20 Febrero 2018 13:31

El movimiento 20-F apenas sobrevive en Marruecos Destacado

Escrito por Núria Vila Barcelona
Valora este artículo
(2 votos)

 Las protestas que empezaron el 20 de febrero de 2011 se han ido desvaneciendo del país, dejando una situación sociopolítica todavía peor


El movimiento 20-F, que catapultó en 2011 a muchos jóvenes marroquíes a la política de base, no ha conseguido fructificar. Lo que empezó con olas de protestas de activistas progresistas en las calles de Marruecos pidiendo modelos de organización política y social más democráticos, ha derivado en batallas judiciales a las puertas de las prisiones. Otro caso que se puede enmarcar en el ejemplo de las marchitas primaveras árabes, aunque con consecuencias menos funestas que en países como Siria o Libia.

Bajo el lema "Justicia, libertad y dignidad" se reunieron cerca de 4.000 manifestantes marroquíes en Rabat. Esta convocatoria, lanzada a través de la red social Facebook, tuvo su réplica en otras ciudades de Marruecos como Casablanca, Tánger o Marrakech.

"Nuestros padres vivieron la represión de los años de plomo, los del rey anterior, Hassan II, y aunque se suavizó al llegar su hijo al trono, todavía llevan el miedo interiorizado. Por eso hay tanto empeño en anular esas voces que se alzaron en 2011; es el único modo de volver a la situación de impunidad anterior", explicaba el cineasta marroquí Nadir Bouhmouch en 2014 a eldiario.es. Las críticas de Bouhmouch al régimen de su país se han plasmado en documentales y en la asistencia al Festival de Cine del Sáhara Occidental. Para él, según prosigue eldiario.es, “la represión se centra en los jóvenes del movimiento 20 de febrero porque simbolizan la ruptura con décadas de censura y miedo”.

Más allá del cine, numerosos artistas son también objetivo de la represión. El joven rapero Mouad Belrhouat, apodado El-Haqed (furioso, o indignado) fue detenido por la policía en 2014 en un estadio de fútbol. El-Haqed es conocido por sus enfurecidas críticas hacia la violencia institucional que considera que impera en el país. Residente en uno de los barrios más pobres de Casablanca, no ha dejado de alzar la voz desde el inicio de las revueltas populares. "Nada ha cambiado en el ámbito de la justicia, educación, democracia. Hay demasiada corrupción, vivimos bajo tortura", dice una de sus canciones.

 En toda la región que se vio envuelta en las primaveras árabes de 2011, desde el norte de África hasta Oriente Medio, de Marruecos hasta Siria, la ola de creatividad –conocida popularmente como ‘Artivismo’ no ha dejado de crecer, pese a no conseguir las reformas políticas y sociales deseadas –que han desencadenado en detenciones y juicios contra los manifestantes. "Esta proliferación artística es una conquista de las protestas de 2011, pero hay que seguir peleando para mantener el terreno conquistado, no sólo bajo regímenes autoritarios sino en el resto del mundo, donde vemos que la libertad de expresión está cada vez más amenazada", afirma Bouhmouch. La falta de libertades se impone ante el espíritu de rebelión de los jóvenes.

El pescadero Fikridesató nuevas revueltas

 

Tras el estadillo de 2011, a lo largo de los últimos años las revueltas en el país vecino no se han dado por vencidas. En octubre de 2015 en Al Hoceima, una ciudad de 56.000 habitantes de la costa mediterránea, un pescadero llamado MouhcineFikri fue capturado con un cargamento de pez espada prohibido. Cuando la policía y los funcionarios portuarios arrojaron el pescado a un camión de basura, el desconsoladoFikri saltó al compactador del camión, siendo aplastado hasta causar su muerte. En junio de 2016 empezó la represión, y en la actualidad hay más de 100 detenidos a la espera de juicio. 

Inicia sesión para enviar comentarios

BARCELONA

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

El pasado miércoles 14 de junio. Seis furgonetas de los Mossos tienen cortada la calle Parlament en Barcelona. Se trata, de nuevo, de un deshaucio. Las víctimas son, como casi siempre, una familia del barrio de Raval con dos hijos, que no puede hacer frente a la nueva subida del alquiler, pensada por y para los turistas.

Activistas Musulmanas de Catalunya acusan a Cuatro de Islamofobia

“Se nos propone hablar en los términos impuestos por los Medios de Comunicación, protagonistas y relatores únicamente de aquello que les interesa, con el objetivo de poner en “show” todo aquello relacionado con las mujeres y el Islam”, fue una de las conclusiones a las que llegó un grupo de mujeres activistas de la comunidad musulmana en Catalunya, luego de analizar la invitación del periodista nombrado Aben Humeya a participar en el programa Pasaporte Pampliega, transmitido por Cuatro Televisión.

Fotos: tarde de integración para jóvenes recién llegados a Barcelona

Con el objetivo de potenciar la integración, el centro social Darna se desplazó a la playa Bogatell junto a un grupo de jóvenes que integran el equipo a de Fútbol Sala de la mencionada organización.

Video: una pelea con cuchillos en el Raval de Barcelona

Batalla a machetazos en el Raval. La Guardia Urbana ya los ha detenido. pic.twitter.com/n8eXpTHRkO — Toni Muñoz (@tonimunoz) April 10, 2018