Jueves, 15 Marzo 2018 18:40

Siete años de revolución en Siria y más de 500.000 personas muertas Destacado

Escrito por Núria Vilà Barcelona
Valora este artículo
(1 Voto)
el principio de revolución el principio de revolución Qusay Nour InfoTalQual

Desde el levantamiento de la ciudadanía siria contra el régimen de Al Asad el 15 de marzo de 2011 hasta los bombardeos en Ghouta, repasamos los resultados catastróficos de los siete años de guerra en Siria

      

 

Más de medio millón de muertos, cinco millones y medio de sirios refugiados fuera de su país y más de seis millones de desplazados internos algunas de las cifras que dejan los siete años consecutivos que lleva Siria envuelta en una guerra cruenta sin final al horizonte. Aquél levantamiento del 15 de marzo de 2011, precedido por las primaveras árabes que brotaban en la región, ha sido secuestrado por una represión y violencia que lleva ya siete años asolando a la ciudadanía siria descontenta con el régimen de Al Asad.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos –situado en Londres-, que no ha dejado de difundir datos e información desde las entrañas del horror, considera que el 85% de los damnificados han sido asesinados por las fuerzas del régimen de Al Asad y sus aliados, formados principalmente por rusos, iraníes, Hezbollah y otras milicias. De este balance, el observatorio ha identificado a 353.935 personas, de las que 106.390 son civiles, incluyendo a 19.811 menores de edad y 12.513 mujeres. Del resto de identificados no civiles, la organización estima que el 63.820 eran militares, 48.814 milicianos sirios, 1.630 miembros del libanés Hezbollah y otros 7.686 extranjeros de la comunidad chií leales a las fuerzas del régimen sirio.

Para aquellos que han conseguido escapar a la muerte, les espera un futuro incierto. Son ya siete años de guerra, sin que se aviste una solución a la guerra. Con el régimen de Bashar Al Asad retomando el control del país, el futuro se presenta todavía más incierto. Desde 2011, más de 5,6 millones de sirios han huido de su país, incluidos 2,6 millones de niños. De estos, la mayoría ha encontrado refugio en países vecinos como Turquía, Jordania o Líbano.

     

 

Para aquellos que no han podido escapar, o que han decidido permanecer en el país, 13,2 millones necesitan en la actualidad ayuda humanitaria, según los datos que maneja UNICEF. Según esta organización, que pone especial énfasis en la infancia, 2017 ha sido el año más mortífero para los niños y niñas.

Solamente en Ghouta, la ciudad rebelde asediada actualmente por las fuerzas de Al Asad, al menos 200 menores ya han perdido la vida. En total, entre 165.000 y 400.000 personas se encuentran atrapadas en el asedio, desde que el 18 de febrero las fuerzas del régimen sirio reforzaran los bombardeos sobre este enclave rebelde. Médicos Sin Fronteras calcula que más de 1.000 civiles han muerto allí y unos 5.000 han resultado heridos en las últimas semanas. Para aquellos que creyeron en el levantamiento del 15 de marzo de 2011, la guerra siria se encuentra lejos de haber acabado, en un país cada vez más dividido por facciones, milicias y gobiernos que se disputan el poder. Siria es el campo de batalla, o la tabla de ajedrez; los civiles, como peones, se cuentan entre los muertos.

v

Inicia sesión para enviar comentarios