Jueves, 16 Noviembre 2017 22:25

PRIMERA PARTE: Entrevista con Muhamed el Ghaidouni, presidente de UCIDcat “Nuestros hijos son musulmanes por obligación, no por convicción” Destacado

Escrito por Rachid el Younoussi Fotos: Marta Alegre @InfoTalQual
Valora este artículo
(3 votos)

Mohamed el Ghaidouni el presidente de la unión de las comunidades musulmanas de Catalunya y el delegado de la Comisión Islámica de España en Catalunya, expone en el marco de una extensa entrevista los programas que se deben llevar a cabo para prevenir la radicalización de los jóvenes, el wahabismo y sus efectos en la comunidad musulmana, y la presencia de salafistas en la Comisión Islámica de España, en esta entrevista justifica la existencia de los salafistas en su organización, además de culpar a los responsables políticos la presencia del Wahabismo en España y Catalunya. 

 Tras el atentado del mes de agosto, ¿cómo está ahora mismo la comunidad musulmana?

 Creo que antes se debe plantear otra pregunta, cuál es la situación de la sociedad catalana, porque uno de los objetivos de los atentados del pasado mes de agosto era dividir a la sociedad catalana, crear miedo. Cuando se quiso provocar esta división entre los ciudadanos, los terroristas intentaron hacer ver que ser musulmán no era compatible con ser catalán o ser occidental. Por suerte, la sociedad catalana en su mayoría no ha entrado en este juego, ha respondido con mucha responsabilidad y eso nos puede ayudar a contestar a la pregunta siguiente: tras este comportamiento positivo del conjunto de la sociedad catalana, la herida que se produjo  dentro de la comunidad musulmana no ha resultado incurable.

 El atentado dejó muy claro que la comunidad musulmana de Catalunya y la administración deben trabajar juntos. No queremos estar en alerta solo las 24 horas siguientes al momento en que ocurre una tragedia y luego volver a la misma dinámica. Queremos llevar a cabo un trabajo pedagógico, continuado en el tiempo, con el objetivo de detectar los factores que puedan llevar a unos jóvenes que han nacido y estudiado aquí, y que aparentemente no presentaban ningún signo de radicalización, a lanzarse en los brazos de los radicales.

 Al visitar la comunidad de Ripoll, hemos observado que existe mucho fracaso escolar y desempleo. Hemos descubierto que tenemos un problema en casa, la comunicación entre la mayoría de la población autóctona y los musulmanes catalanes, creemos que eso falla, que algunos son más musulmanes que catalanes o españoles. ¿Qué opinas sobre todo eso?

 Muchos apuntan al fracaso escolar, pero ¿realmente el fracaso escolar es un factor de radicalización? Planteo esta pregunta porque muchos alumnos en Cataluña no llegan al bachillerato y optan por la formación profesional, pero en ningún momento se radicalizan. En Ripoll he visto que perdura el modelo clásico de familia de origen marroquí. En la familia existe poca comunicación, para no decir ninguna, entre los hijos y las figuras paternas, se traba poca confianza entre los hijos y los padres, y eso sí que puede ser un punto débil a la hora de realizar un seguimiento conductual de los hijos. Estos jóvenes, según el criterio de sus familias eran chicos correctos, pero ¿qué quiere decir eso? Para ellos, un hijo que tiene un trabajo, que reza, que no sale por la noche es un ejemplo y esta mentalidad ha tapado los ojos de los familiares que no han sido capaces de ver otras cosas. He hablado con una de las educadoras que se ocupó de los dos hermanos y me decía: “Mohamed, tal y como yo he leído las definiciones del radicalismo, estos dos chicos no cumplen con la definición. Ahora bien, si cambiamos el sentido o la definición de esta terminología, a lo mejor sí.” Resulta muy complicado detectar los signos de radicalización pasivos que  puede tener una persona.

 Entonces, ¿por qué estos jóvenes han hecho lo que han hecho?

Cuando se habla de la integración de los jóvenes, hablamos de la integración de forma individual, como personas estaban integradas, pero como grupo, no.

 ¿Te refieres a la comunidad?

Sí, a la comunidad. La profesora decía que los jóvenes hablaban con los demás, se relacionaban, parecían muy integrados. Sí, puede ser, pero en su cultura tienen otra interpretación del sentimiento de pertenencia a un grupo y si esta pertenencia fracasa, no vale la integración individual. En el trabajo con los jóvenes hay que tener en cuenta estas dos dimensiones, la integración individual y la integración del grupo. Se debe trabajar con ellos como grupo, integrarlos como grupo.

 En realidad, para la comunidad musulmana, el sentimiento de pertenecer al grupo es bastante fuerte.

Sí, existe un fuerte sentimiento de pertenencia y de responsabilidad hacia el grupo.

 ¿Entonces cómo se os escapó del grupo el imán de Ripoll?

¿Cómo ha sido posible que la Comunidad musulmana no supiera de su existencia? Por eso decimos que puede haber una radicalización pasiva también, que uno puede ser radical, pero sin practicar esta radicalización.

En ningún momento se dieron cuenta de que este imán era un actor radical, en el estado en el que se encontraba. Yo, después de sentarme a hablar con miembros de la Comunidad musulmana, llegué a la conclusión de que este hombre nunca vino aquí para trabajar como imán, sino que era un tío preparadisimo que había llegado con una intención muy clara. Un imán joven que no esté casado siempre tiene gente en su casa, porque nosotros le llevamos  la comida, por ejemplo. Nadie entraba en la casa de este hombre, durante su estancia allí nunca invitó a la gente a su casa. Y siendo además soltero, eso debería haber resultado muy extraño. Si nadie estaba en su casa sería por algo. Además un imán siempre está en la mezquita, rodeado de gente, charlando, mientras que en su caso, se limitaba a ir allí lo justo.

 No existen criterios para la formación de los imanes, sino que la mezquita los contrata sin ningún otro filtro. En 1992, España ha firmado un Convenio con la Comisión  Islámica  en relación con las clases de religión. UCIDcat como organización consolidada en Catalunya ¿puede participar de una manera efectiva en la formación de los imanes?

 Formar a un imán no se limita a que aprenda catalán y castellano, no éste es el problema, podemos poner ejemplos de aquí, de Francia o de Bélgica. La dificultad no reside en si domina o no la lengua que es solo una herramienta para transmitir un discurso. El problema es el discurso que transmitimos, ¿cómo debe ser?

El problema que tenemos es teológico, no podemos predicar en Catalunya con una mentalidad foránea. Y cuando digo eso, mucha gente no lo entiende y piensa que hay que cambiar el islam, pero no me refiero a eso. Estamos hablando de que un imán, para dar respuestas a los problemas diarios de la gente debe dar respuestas desde contextos de aquí, desde este contexto social y cultural. El problema que tenemos es producir una jurisprudencia compatible con la realidad de aquí y ahora mismo no tenemos imanes o son muy pocos los que tienen en cuenta la realidad donde viven las personas que acuden a ellos.

 ¿Qué se propone desde vuestra organización?

 Tenemos que hacer una formación teológica. Es un trabajo que se tiene que llevar a cabo de forma conjunta, con la representación de los musulmanes y la administración, porque aquí estamos hablando de una formación teológica, es decir que necesitamos la aportación del mundo académico de aquí y de fuera. Y tenemos que dar respuestas acordes con lo que hay aquí, pero hace falta dominar la realidad de este lugar, la lengua catalana, la historia social, cultural, etc. ¿Por qué la debe saber un futuro imán? Porque sus respuestas deben surgir desde esta realidad.

Marruecos tiene como objetivo intervenir en la formación de los imanes de aquí…

Necesitamos diseñar el plan de ejecución y el contenido, conjuntamente con la administración catalana. Para llevar a cabo esta formación juzgamos necesario colaborar con alguna Universidad de Marruecos, pero estamos hablando de una colaboración académica, no de que la administración de Marruecos intervenga dentro de la formación religiosa realizada en Catalunya, porque los únicos  que tienen aquí el derecho de gestionar esta formación son la administración catalana y los representantes de los musulmanes de Catalunya.

 ¿En Bélgica y en Francia se ha producido un gran fracaso y un 85% de los imanes siguen siendo contratados desde el extranjero. Tu crees que si hay una sólida colaboración entre la administración publica y las comunidades musulmanas, llegara a existir un islam catalán o español?

 Es un proceso que implica varias etapas. Antes de llegar a la fase de formar a los imanes, debemos clarificar el estatuto social de estos imanes, porque el estatuto de ahora no ayuda a que puedan tener voluntad de formarse. Uno de los errores cometidos en 1992 consiste en ver la figura del imán como si se tratara de un cura, pero hay una diferencia muy grande entre el cura y el imán. El cura dedica su vida, las 24 horas del día al culto, vive en la iglesia y no es padre de familia.  Antes de llegar a la formación de los imanes, primero tenemos que redefinir el estatuto social del imán porque hasta ahora un imán no es una persona que dedique su vida de forma exclusiva al culto, sino que es una persona que hace su trabajo en la mezquita pero es padre de familia, tiene que pagar un alquiler, unos gastos, etc. Y hoy en día, un contrato en la mezquita conforme a las condiciones que se establecieron en 1992 no da derecho a paro, por ejemplo.

 Es que no tiene contrato

 Sí tiene un contrato, pero solamente se le paga la seguridad social, sin derecho a paro. No es justo. Cuando se hace la comparación entre el oficio del imán y el de cura  no se tiene en cuenta que uno se dedica al culto, vive en la iglesia, el otro es padre de familia y tiene una vida aparte. Primero hace falta redefinir el estatuto del imán y a partir de allí exigir lo que queremos.

 Desde 1992 se había acordado que la Comisión islámica se encargaría de las clases de educación islámica en las escuelas. 25 anos después de este pacto, ¿cuál es la situación?

 El artículo 14  deja muy claro que los musulmanes tienen derecho a recibir educación islámica de la misma manera que lo tienen los alumnos de religión católica. En Catalunya contamos con 85 000 alumnos en edad de escolarización y tenemos cero profesores de religión. En otras comunidades autónomas, sí que tienen profesores. En Andalucía por ejemplo que tiene la mitad del alumnado que Catalunya, hay 23 profesores de religión.

 

Inicia sesión para enviar comentarios

BARCELONA

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

El pasado miércoles 14 de junio. Seis furgonetas de los Mossos tienen cortada la calle Parlament en Barcelona. Se trata, de nuevo, de un deshaucio. Las víctimas son, como casi siempre, una familia del barrio de Raval con dos hijos, que no puede hacer frente a la nueva subida del alquiler, pensada por y para los turistas.

Activistas Musulmanas de Catalunya acusan a Cuatro de Islamofobia

“Se nos propone hablar en los términos impuestos por los Medios de Comunicación, protagonistas y relatores únicamente de aquello que les interesa, con el objetivo de poner en “show” todo aquello relacionado con las mujeres y el Islam”, fue una de las conclusiones a las que llegó un grupo de mujeres activistas de la comunidad musulmana en Catalunya, luego de analizar la invitación del periodista nombrado Aben Humeya a participar en el programa Pasaporte Pampliega, transmitido por Cuatro Televisión.

Fotos: tarde de integración para jóvenes recién llegados a Barcelona

Con el objetivo de potenciar la integración, el centro social Darna se desplazó a la playa Bogatell junto a un grupo de jóvenes que integran el equipo a de Fútbol Sala de la mencionada organización.

Video: una pelea con cuchillos en el Raval de Barcelona

Batalla a machetazos en el Raval. La Guardia Urbana ya los ha detenido. pic.twitter.com/n8eXpTHRkO — Toni Muñoz (@tonimunoz) April 10, 2018