Viernes, 24 Junio 2016 11:33

Mohammed Chaib: ”No se pude hablar de ciudadanía si no existen derechos políticos” Destacado

Escrito por Corina Tulbure
Valora este artículo
(0 votos)
Mohammed Chaib: ”No se pude hablar de ciudadanía si no existen derechos políticos” Corina Tulbure

Mohammed Chaib, candidato en posición número seis en las listas del PSC defiende el derecho al voto de los migrantes, la tarjeta sanitaria universal y garantizar el empadronamiento para todos los ciudadanos.

La periodista Corina Tulbure ha realizado esta entrevista a medios rumanos y a InfoTalQual 

Millones de personas que tienen ya la residencia permanente no pueden votar. Pagan sus impuestos, consumen en España, pero no tienen derechos políticos. No pueden ser candidatos y no tienen derecho al voto. ¿Qué solución propone para ellos?

A nivel europeo,no creo que ni siquiera países como Bélgica, Holanda o Francia vayan a conceder el voto en una elecciones generales, aunque son países que tienen una tradición más larga en inmigración. Los ciudadanos residentes pueden votar en las elecciones municipales. Sin embargo, no se entiende que un ciudadano, que vive en un municipio, y que sabe cómo se puede mejorar su barrio, no pueda decidir ni cómo quiere que sea su barrio, ni sobre las políticas que afectan su vida diaría en todos los ámbitos, las políticas sociales, culturales y económicas. Para mí es una anomalía el hecho de que no se le permita votar ni siquiera en unas elecciones autonómicas. En las elecciones generales, ningún país europeo permite que nacionales de otros países voten, eso quiere decir que el derecho político al voto está unido a la nacionalidad. En estas elecciones, una de mis primeras demandas reside en reducir el plazo para la solicitud de la nacionalidad de diez años a los cinco años que representan el plazo necesario para conseguir la residencia permanente. Así, todas las personas que no tienen ahora derecho al voto, podrían ejercer este derecho en cuanto cumplieran los cinco años de residencia permanente; tal sería el caso de los marroquiés, los rumanos y los paquistaniés. No es normal que tú concedas a una persona un permiso de residencia permanente, lo que significa que no podrá ser expulsada aunque se quede sin trabajo, y a la vez le digas: „debes integrarte, pero por otro lado te corto las alas porque no tienes derecho al voto. No se puede hablar de ciudadanía si no existen derechos políticos”

Conseguir la plena ciudadanía pasa por conseguir los derechos políticos....

Sí, además hace falta un cambio de discurso. Debemos dejar de hablar de inmigrantes cuando nos referimos a personas que llevan aquí muchos años. Por ejemplo, los hijos de una familía que hayan nacido y estén estudiando aquí no son inmigrantes. No obstante, seguimos hablando de inmigrantes y de inmigrantes de segunda generación. Hablemos de ciudadanos, me da igual el nombre que tengan.

 

 

¿Cómo se alcanza eso?

No es sólo mediante un trabajo pedagógico con la propia sociedad, sino además a través de la participación en la sociedad. Me refiero no sólo a la participación en las fiestas de la diversidad, lo que ya ocurre ahora mismo, sino a una participación en todos los ámbitos: políticos, económicos, culturales. Por su parte, las instituciones solo piensan en la inmigración cuando se organiza una fiesta de la diversidad o una fiesta de una determinada comunidad, etc. Las instituciones deben cambiar y hace falta que abran sus puertas para que ésta participación resulte real y efectiva. Podemos empezar por cambiar las áreas de inmigración. No tienen que existir áreas de inmigración en estos tiempos, es el primer paso para dejar de hablar de inmigrantes y hablar de ciudadanos.

Pero la legislación de extranjería sigue en píe y afecta sólo a los extranjeros...

Es verdad, es una legislación que se debe modificar. Pero, a la vez, el ascensor social funciona cuando se normaliza la sociedad, cuando la gente se incorpora a la sociedad con normalidad. Hay países europeos que incluso después de cinco generaciones siguen hablando de inmigrantes.

Pero luego los inmigrantes no entran en los espacios del poder...

Sí, se debe normalizar la situación. No es normal que en España, donde tenemos casi dos millones de musulmanes, haya un sólo candidato de origen musulman que soy yo. ¿Por qué sucede eso? Porque a los partidos políticos les ha costado muchísimo. Yo pensaba que no iba a ser candidato, pero me propusieron en las listas en un número razonable. El hecho de estar en el número seis es ya un reconocimiento bastante importante.

Pero por otro lado, muchos migrantes, aunque tengan la nacionalidad, no votan. Mucha gente me lo ha dicho. Las elecciones son la responsabilidad de todos, no sólo de la gente autóctona. Si los migrantes no participan, tampoco pueden reclamar derechos. Es más, la política no es un asunto ficticio, sin política no hay nada, es una responsabilidad de todos los ciudadanos, por eso todos deben estar involucrados. Los partidos políticos deben dejar de tener miedo a la inmigración.

¿Qué pasará con la tarjeta sanitaria?

Lo tengo claro. Precisamente fue un socialista quien sacó adelante una ley que establecía la sanidad universal en España, Ernest Lluch. Dijo que no se jugaba con la sanidad y que era un derecho universal. Nosotros defendemos que toda persona debe tener acceso a la sanidad.

¿Empadronamiento?

Para todas las personas, es decir, el empadronamiento sin domicilio fijo incluído. Es el primer paso para entrar en esta sociedad.

¿Y la posición sobre la independencia de Catalunya?

Con muchos migrantes se dan en general dos situaciones: por un lado existe una mayor movilidad, las personas trabajan en Cataluña o se trasladan a otra ciudad de España. Por otro lado, debido al complicado proceso por el que pasan las personas de origen migrante para conseguir los papeles, cualquier duda legislativa se vive con nerviosísmo. La incertidumbre angustía más y la gente se preocupa más por las incógnitas del proceso independentista y del día de después de la independencia, sobre todo a nivel legal.

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios

BARCELONA

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

El pasado miércoles 14 de junio. Seis furgonetas de los Mossos tienen cortada la calle Parlament en Barcelona. Se trata, de nuevo, de un deshaucio. Las víctimas son, como casi siempre, una familia del barrio de Raval con dos hijos, que no puede hacer frente a la nueva subida del alquiler, pensada por y para los turistas.

Activistas Musulmanas de Catalunya acusan a Cuatro de Islamofobia

“Se nos propone hablar en los términos impuestos por los Medios de Comunicación, protagonistas y relatores únicamente de aquello que les interesa, con el objetivo de poner en “show” todo aquello relacionado con las mujeres y el Islam”, fue una de las conclusiones a las que llegó un grupo de mujeres activistas de la comunidad musulmana en Catalunya, luego de analizar la invitación del periodista nombrado Aben Humeya a participar en el programa Pasaporte Pampliega, transmitido por Cuatro Televisión.

Fotos: tarde de integración para jóvenes recién llegados a Barcelona

Con el objetivo de potenciar la integración, el centro social Darna se desplazó a la playa Bogatell junto a un grupo de jóvenes que integran el equipo a de Fútbol Sala de la mencionada organización.

Video: una pelea con cuchillos en el Raval de Barcelona

Batalla a machetazos en el Raval. La Guardia Urbana ya los ha detenido. pic.twitter.com/n8eXpTHRkO — Toni Muñoz (@tonimunoz) April 10, 2018