Viernes, 16 Marzo 2018 11:39

Palestina: un museo para denunciar la ocupación Destacado

Escrito por Núria Vilà
Valora este artículo
(1 Voto)

El último biberón de leche -todavía medio lleno-, un libro de la escuela junto con una muda de jersey y pantalones es prácticamente lo único que se puede reconocer en medio de los restos de objetos quemados en el 'Duma attack', la ofensiva perpetrada por extremistas israelíes el 31 de julio de 2015 sobre la familia Dawabsha en el pueblo palestino de Duma, que acabó con la vida de la madre, el padre y el hijo pequeño Ali, de sólo 18 meses. Sólo se salvó el otro hijo, Ahmad -de 4 años- que todavía ahora, después de la muerte de sus padres, se recupera de las quemaduras profundas que sufrió en todo el cuerpo.

 

       

 

La noche del crimen, los atacantes lanzaron un cóctel molotov dentro del dormitorio mientras la familia dormía. El principal asaltante, Amiram Ben-Uliel, israelí de 21 años residente en un asentamiento cercano, fue señalado a principios de 2016 por la agencia de seguridad israelí Shin Bet como planeador y ejecutor del ataque junto con otro menor de edad de identidad reservada, que le habría ayudado a planear el crimen. El motivo, según el Shin Bet, era la venganza por el asesinato del joven israelí Malachi Rosenfeld en un tiroteo en coche a manos de palestinos un mes antes. La agencia de seguridad acusa a estos israelíes de formar parte de 'The Revolt', un grupo de extrema derecha fundado en 2013 que aboga por colapsar el Estado de Israel y reemplazarlo por una monarquía judía basada en la Torá.

Actualmente, las paredes calcinadas de la casa de Duma recogen algunos mensajes reivindicativos de condena de otros palestinos o de activistas internacionales que han querido conocer la situación de cerca. Aparte de eso, prácticamente todo resta intacto de cómo quedó después del ataque, ya que la voluntad desde el inicio ha sido convertir la casa calcinada en un museo para denunciar las consecuencias de la violencia contra los palestinos que ejercen los colonos israelíes que viven a pocos kilómetros. Duma, un pueblo de 3.000 habitantes situado en el norte de Cisjordania, cerca de Nablus, ha sido blanco de numerosos ataques intencionados por parte de colonos. A pocos kilómetros de esta localidad se alzan los asentamientos Ma'ale Efraim y Shilo, considerados ilegales por la comunidad internacional. Precisamente el pasado 23 de diciembre el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenó la política de asentamientos de Israel y exigió su cese "inmediato" y "completo".

 

       

 

Ahora, finalmente, la construcción de este museo-memorial, que se encontrará anexionado a la casa donde vivía la familia, está a punto de convertirse en una realidad. De grandes extensiones y rodeado de cipreses, "la función del museo será mostrar el rostro de la ocupación a los visitantes, para que vean con sus propios ojos las masacres contra los palestinos y el peligro que suponen los asentamientos", explica Nasser Dawabsha, el tío del Ahmad. Con este fin, la Autoridad Palestina ha depositado 1,2 millones de dólares en la adaptación de la vivienda como museo. Actualmente la familia espera la confirmación inminente de la oficina del primer ministro palestino para que comiencen los trabajos de construcción del museo, que tendrá la entrada gratuita para reunir el máximo número de visitantes. En cuanto al interior de la casa calcinada, se mantendrá prácticamente todo intacto, "con la excepción de algunos pequeños arreglos cosméticos de los objetos con el fin de permitir a los visitantes entrar en las habitaciones", precisa Nasser Dawabsha.

Incremento de la violencia de los colonos

Mensajes humanitarios, jurídicos y políticos llenarán el museo con el objetivo de no olvidar el 31 de julio de 2015, que supuso un punto de inflexión tanto por los palestinos, que lo vieron como la muestra más visible de los ataques que sufren por parte los colonos, así como por extremistas israelíes, que lo concibieron como un grito que los espoleaba a incrementar las agresiones contra palestinos. Uno de los casos más mediáticos de las secuelas del ataque tuvo lugar en diciembre de 2015, cuando se filtró a la prensa y en las redes sociales el vídeo de una boda judía en Jerusalén, donde se ven a varios invitados celebrando el ataque a Duma: las escenas muestran a un joven levantando una fotografía de Ali Dawabsheh, el bebé de 18 meses muerto en el ataque, junto con otros asistentes exhibiendo armas de fuego y cuchillos.

 

       

 

Mientras tanto, según datos de la organización israelí para los derechos humanos Yesh Din, el 85% de las investigaciones sobre crímenes ideológicamente motivados contra palestinos son cerradas por la policía "debido a su fracaso para localizar a los sospechosos o encontrar evidencias". Desde el inicio de 2015 hasta el momento del ataque, Naciones Unidas documentó 120 ataques de colonos en toda Cisjordania. Después de otros ataques perpetrados por extremistas israelíes contra casas palestinas en Duma, el coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, reiteraba el verano de 2016 la urgencia que "Israel, como poder ocupante, asegure que las comunidades palestinas vulnerables de Cisjordania, incluyendo el Este de Jerusalén, estén protegidas de acuerdo con las obligaciones en virtud del derecho internacional". La actitud violenta de los colonos ha llevado repetidamente a la Autoridad Palestina a pedir a las Naciones Unidas protección internacional para los palestinos.

 

       

 

Inicia sesión para enviar comentarios

BARCELONA

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

Desalojan un piso en Barcelona para convertirlo en alquiler turístico

El pasado miércoles 14 de junio. Seis furgonetas de los Mossos tienen cortada la calle Parlament en Barcelona. Se trata, de nuevo, de un deshaucio. Las víctimas son, como casi siempre, una familia del barrio de Raval con dos hijos, que no puede hacer frente a la nueva subida del alquiler, pensada por y para los turistas.

Activistas Musulmanas de Catalunya acusan a Cuatro de Islamofobia

“Se nos propone hablar en los términos impuestos por los Medios de Comunicación, protagonistas y relatores únicamente de aquello que les interesa, con el objetivo de poner en “show” todo aquello relacionado con las mujeres y el Islam”, fue una de las conclusiones a las que llegó un grupo de mujeres activistas de la comunidad musulmana en Catalunya, luego de analizar la invitación del periodista nombrado Aben Humeya a participar en el programa Pasaporte Pampliega, transmitido por Cuatro Televisión.

Fotos: tarde de integración para jóvenes recién llegados a Barcelona

Con el objetivo de potenciar la integración, el centro social Darna se desplazó a la playa Bogatell junto a un grupo de jóvenes que integran el equipo a de Fútbol Sala de la mencionada organización.

Video: una pelea con cuchillos en el Raval de Barcelona

Batalla a machetazos en el Raval. La Guardia Urbana ya los ha detenido. pic.twitter.com/n8eXpTHRkO — Toni Muñoz (@tonimunoz) April 10, 2018